149-D-2023º \ INCORPÓRESE EL INCISO R AL PUNTO 13.3 DEL ARTÍCULO 13º DE LA LEY 293 – PUBLICIDAD EXTERIOR.-

PROYECTO DE LEY


 
MODIFICACION LEY DE PUBLICIDAD EXTERIOR
Artículo 1° .- Incorpórese el inciso r al punto 13.3 del artículo 13º de la Ley Nº 2936 que quedará redactado de la siguiente manera:
r. Cualquier forma de publicidad que reproduzca los diferentes tipos de violencias por motivos de género y/o que asigne exclusivamente a mujeres e identidades feminizadas las tareas de cuidado.

FUNDAMENTOS

Señor presidente: 
El presente proyecto introduce otra incorporación a la Ley 2.936 de Publicidad Exterior como una estrategia para afrontar los diferentes tipos de violencias por motivos de género. Es sabido el papel que cumple la publicidad en la reproducción de estereotipos tradicionales de género. 
En este sentido, la Ley Nº 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres en los Ámbitos en que Desarrollen sus Relaciones Interpersonales, define a la violencia simbólica como “Simbólica: La que a través de patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos transmita y reproduzca dominación, desigualdad y discriminación en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad.”. 
La publicidad con contenidos sexistas ha sido objeto del debate de múltiples conferencias internacionales, encabezadas por los organismos de Naciones Unidas, en los cuales se ha determinado que fomentan la violencia de género, reproducen roles diferenciados y de subordinación entre hombres y mujeres, por lo que atentan contra el Principio de Igualdad de Género y No Discriminación. 
La publicidad utiliza en la mayoría de las campañas la imagen femenina para transmitir diferentes mensajes a la audiencia, desde la protección de una madre hasta una mujer empoderada y fuerte. El comportamiento femenino es el blanco de creativos a la hora de pensar y realizar una campaña cualquiera sea el target al que se encuentra dirigido.
Las campañas a través del tiempo han sacado a la mujer del eje de ama de casa y puritana al estilo de las publicidades de los años ´50; hoy en día la mujer no sólo es ama de casa, sino que además es jefa de hogar, madre, profesional, enfermera y un sinfín de otras cosas. Esta transformación en los distintos roles que ocupa la mujer indujo a que las publicidades, generen hasta sin quererlo una imagen distorsionada frente a la mujer. 
El maltrato, tanto físico como emocional, hacia las mujeres puede perpetuarse e incluso lograr la aceptación social cuando se muestra en publicidades cotidianas que están asociadas a la violencia por motivos de género y a las reacciones que pueden sufrir las mujeres maltratadas, como el acoso, la intimidación, la soledad y la violencia sexual.
La incorporación del enfoque de género en la construcción de mensajes es aún una deuda pendiente no solo en el campo publicitario sino en todo el universo de la comunicación. Según el Protocolo de Actuación Publicitaria no Sexista y Diversa, impulsado por la Lic. en Comunicación especializada en género Sonia Santoro, desde la asociación civil Foro de Mujeres del MERCOSUR, en gestión asociada con la Dirección General de la Mujer de la Ciudad de Buenos Aires, y con el apoyo de Dirección General de Fortalecimiento de la Sociedad Civil, del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, publicado en 2018, durante la primera etapa del proyecto para llegar al Protocolo se relevaron nueve planes de estudio licenciaturas y tecnicaturas en publicidad, tanto de universidades e institutos privados como públicos, y se observó que en ningún caso existían materias específicas referidas al enfoque de género en la comunicación y tampoco aparecía transversalizado en otras asignaturas. Por otro lado, a partir de los resultados del cuestionario difundido entre estudiantes de carreras asociadas a la publicidad, se reveló que más del 80% de los y las estudiantes de carreras de publicidad, profesionales del área y docentes, conoce sobre el enfoque de género en la comunicación. Sin embargo, sólo un 22% accedió a esos saberes en su formación académica; su conocimiento en la materia respondió -sobre todo- a un interés personal. Estos datos podrían explicar el alto grado de convencimiento entre quienes respondieron el cuestionario, acerca de la responsabilidad social que significa trabajar en publicidad: el 71,1% afirma que las publicidades sexistas promueven el aumento de la violencia machista y, en consecuencia, expresan un tipo de violencia concreta contra las mujeres (87,6%).
También, en una encuesta realizada en Argentina por División Insights de Kantar, cuyos resultados fueron publicados en el 2020, el 37% de los encuestados y encuestadas indican que muchos de los estereotipos en publicidad todavía persisten y el 25% sigue considerando la representación de la mujer de una manera excesivamente sexualizada. Pese a esto, el 60% considera que todavía hay una gran oportunidad de mejora respecto de los estereotipos de género en la comunicación. 
La aparición sintomática de este tipo de publicidades, da cuenta de la necesidad de que las políticas públicas no descuiden la observación de los contenidos de los medios de comunicación y la pedagogía de los derechos que nos asisten y que los organismos sean una herramienta de la ciudadanía.
Es por todo lo expuesto, que solicito la aprobación del presente Proyecto de Ley.

Habilidades

Publicado el

marzo 1, 2023