2844-D-2021 | PROFUNDA PREOCUPACIÓN POR EL SOBRESIEMIENTO A MARIANO COSELINO.

PROYECTO DE DECLARACIÓN

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires expresa su profunda preocupación por el sobreseimiento a Mariano Coselino, imputado por abuso sexual hacia su hijo de 7 años.


FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

Martín (pseudónimo), un niño de tan solo 7 años de edad, reveló abusos sexuales, golpes y amenazas de muerte por parte de su progenitor Mariano Coselino. Se lo contó a su madre porque “ya no podía más de tanto en el cuerpo”.

Escuchando a su hijo, la progenitora hizo la denuncia penal correspondiente, dando inicio así a la causa judicial Nº 006460/2021, radicada actualmente en la Cámara de apelaciones en lo Criminal y Correccional, Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº 36, Secretaria Nº 123.

Cabe resaltar que el imputado tiene antecedentes de abuso sexual a otro menor, y quien lo defiende es una abogada de APADESHI, un grupo anti derechos con vínculos en el Poder Judicial.

Iniciada la causa, en Abril se realiza la pericia psicológica al niño, donde se encubren todos los indicadores subjetivos de abuso sexual que Martín presentaba, apelando al Síndrome de las Falsas Memorias (SFM). La psicóloga de la Justicia dijo que si Martín llegará a contarlos relatos de abuso, seguramente estarían contaminados por la madre o la psicóloga con la que hace terapia”.

Luego de dicha pericia, le aplicaron SAP a la madre. El dictamen de la Justicia arrojó que la violencia por motivos de género que sufrió por parte de Coselino fueron “problemas familiares”.

En Mayo se realiza el primer examen físico al niño. Lo realiza una médica del Hospital Público del Niño, y allí se observan e informan en la historia clínica indicadores de abuso sexual con acceso carnal crónicos. Ante este informe, la abogada de Coselino denuncia a la médica por “mentir”.

Siguiendo los procedimientos judiciales, en Agosto se pide la pericia psicológica y psiquiátrica del acusado, quien se niega a realizar dichas pericias. El Juez permite la negación del acusado. Ante este permiso, la defensa pide al Juez desarchive la pericia psiquiátrica de la otra causa por abuso sexual. Sabemos que en ella dice que Coselino presenta un trastorno de la personalidad “híper narcisista con rasgos perversos”, pero dicha causa nunca se desarchiva.

En el mismo mes, se hace el segundo examen físico a Martín, donde participan dos médicos del cuerpo médico forense (que no son los especialistas en “infanto juvenil”).  Ambos, junto con Sandoval Hernández de APADESHI, niegan las lesiones observables. La médica perito de la madre firma en total disidencia y realiza un informe describiendo indicadores físicos de abuso sexual observados en el examen.

Ya en septiembre, la madre presenta fotos de calidad de las lesiones de Martín, vistas por una tercera médica especialista en abuso sexual forense. En dichas fotografías,  se pueden observar la existencia de 4 indicadores de abuso sexual con certeza de acceso carnal. Allí incluida una cicatriz de “larga data” de un tamaño que informa una herida de entre 2 y 3 cm, que sangró mucho. Ante dichas pruebas, la defensa del imputado alegó que “en agosto no había lesiones. Si recién en septiembre aparecen las fotos, hay que imputar a la madre”. Ante estos dichos, la madre inicia el pedido de producciones de pruebas, pidiéndole al Juez que no desconozca el examen de Mayo y que cite a las médicas que observaron los indicadores. Pero intempestivamente dictó el sobreseimiento.

El sobreseimiento no está firme así que la familia de Martín va a apelar.

Martín sufrió abuso sexual por parte de su progenitor. El niño ya habló, su cuerpo también habla de lo que sufrió. No vamos a dejar que se viole su integridad nunca más.

Por todo lo expuesto pido la aprobación del presente proyecto.

Habilidades

Publicado el

diciembre 29, 2021